Caballos Salvajes, Caballos en Libertad, Manadas de Caballos
:: CABALLOS SALVAJES::

En esta sección encontrarás información sobre la vida de los caballos salvajes en libertad, como es su vida en manada y que costumbres tienen :



Caballos Salvajes, Caballos en Libertad, Manadas de Caballos

El caballo cuando hace una vida salvaje, se halla perfectamente adaptado al medio en el que se encuentra, y en él sobrevive sin ningún tipo de problemas.

Los caballos salvajes viven en manadas, a excepción de los caballos enfermos, de los caballos machos que salen de la manada por haber perdido una disputa por las yeguas de la misma y las yeguas a punto de dar a luz que buscan soledad para el parto.

El conjunto de la manada protege de los peligros de los depredadores. Los caballos son gregarios por naturaleza en la manada y huída representa su herramienta de supervivencia.

Siempre que todos los caballos y yeguas de la manada están pastando o dormitando, la vigilancia es llevada a cabo por algún miembro de la manada que esta atento a algún posible peligro. Los caballo no disponen de una excelente vista durante el día, al contrario que en la oscuridad en la que si ven muy bien, su olfato y oido si están muy agudizados.

Cuando un caballo oye algún sonido que le preocupa, se queda plantado con las orejas erguidas y orientadas en la dirección de la que proviene este sonido.

Dentro de una manada hay diferentes grados de mando, normalmente solo hay un semental adulto con varias yeguas con sus potrillos, además de los potros de un año.

La manada se organiza con una o dos yeguas maduras que son las dominantes y son las que se encargan de encontrar agua y alimentos para los demás miembros del grupo, incluso para el semental. La función del semental dentro de la manada es la de proteger a su grupo frente a un potencial semental, para ello los dirige hacia un lugar seguro, volviendo para luchar con su rival, el resultado de la pelea dirá quien es el nuevo semental de la manada, obligando al perdedor a abandonar el grupo. En algunas zonas de Galicia quedan unos pequeños reductos de estos caballos salvajes.

Los caballos en libertad disfrutan a lo largo de la jornada jugando, comiendo, sesteando, aseandose mutuamenteestán y siempre realizan las tareas de vigilancia.

Los caballos dedican la mayor parte del día a la ingesta de alimentos, debido a esto las distancias que recorren durante el día en busca de pastos y de agua son considerables, llegando a alcanzar más de 25 kilométros. Pastan pequeñas cantidades que van tragando según van caminando, por lo que comen casí todo el día por lo que los cólicos equinos tan temidos en los ejemplares estabulados no se producen cuando se encuentran los caballos en estado libre.El caballo estabulado ingiere grandes cantidades de comida de una sola vez, lo que unido al poco desplazamiento que tiene a lo largo del día hace que el intestino no digiera bien la comida y produciéndose finalmente el cólico en el caballo.

La siesta es parte del descanso del animal, la pueden hacer de diferentes maneras, muchos de pie, se les puede ver totalmente relajados con el cuello estirado hacia delante y los ojos cerrados o semicerrados, otros se tumban pero de medio lado y con la cabeza erguida y ojos cerrados y otros mas atrevidos se tumban cual largos son y duermen profundamente, aunque por regla general un caballo siempre esta alerta por si surge algún peligro acechante, hay que recordar que es un animal de huída.

Los potros jóvenes juegan entre ellos a luchar, esta competencia les servirá para llegar a ser el semental de la manada cuando sean adultos, también desarrollan sus músculos jugando a hacer carreras entre ellos.

El aseo cotidiano entre los caballos se realiza mordisqueandose las crines y el lomo unos a otros, otro efecto positivo de la limpieza es que les relaja y crea vínculos afectivos entre ellos. .

 

 

 

 

 

 

 


 

Si tienes una página que hable de los caballos salvajes puedes agregarla gratuitamente en esta sección haciendo clic aquí ::Añade tu Página de caballos salvajes: